martes, 2 de enero de 2007

Imágenes trágicas

Las imágenes de la ejecución de Sadam, captadas por un teléfono móvil y ‘colgadas en Internet’, permitieron presenciar el morboso instante del ahorcamiento y escuchar el último diálogo que intercambiaron el ‘reo y sus verdugos en la sala de ejecuciones’, en algún lugar desconocido en Bagdad. Según el subtitulado ofrecido por la cadena qatarí Al Jazira, los verdugos, mientras conducían Sadam a la horca, se dirigieron a él, diciéndole: «Dios mío, bendice a Mohamed -Baqir Al Sadr, fundador del partido Al Dawa, al que pertenece el primer ministro, Nuri al Maliki, y ejecutado por el régimen en 1980- y a su familia», y «Dios mío, apresura tu presencia y maldice a tus enemigos». Otros de los encapuchados coreaban de fondo «Moqtada, Moqtada, Moqtada» (en alusión al líder chií Al Sadr). Sadam Hussein rompió su silencio para preguntar en voz alta: « ¿Pensáis que esto es un acto de valentía?», a lo que sus verdugos respondieron «larga vida a Mohamed Baqir Al Sadr» y «al infierno».

En ese momento trágico y tenso, el ex presidente, parecía en las imagines grabadas por una cámara de un teléfono móvil, siempre sereno y dispuesto a morir como un creyente, pese a las provocaciones de los verdugos encapuchados, que a las cuales reaccionó con su habitual aire de desafío, sin olvidar las últimas palabras que un buen creyente musulmán tiene que decir: ‘Achahadatayn’, antes de entregar su alma a Dios, ‘Achahadatayn’, Alahu Akbar… «No hay más Dios que Alá y Mahoma es su mensajero. No hay más Dios que Alá y Mahoma » Así terminó la escena trágica, y esas fueron sus últimas palabras antes de que la trampilla se abriera.

Algunos medios de comunicación locales van más lejos que Al Jazira y añaden que, tras abrir la trampilla, los guardianes decidieron mantener el cuerpo colgado durante tres minutos entre grandes gritos de alegría. El vídeo de los medios oficiales, que se emitió sin voz, quedó desacreditado tras hacerse públicas estas imágenes.

Las constantes alusiones a los líderes chiíes por parte de los verdugos han despertado aún más la ira de los sectores suníes que vieron la ejecución del líder iraquí como una simple venganza, y no como un ajusticiamiento. Hiwa Osman, asesor del Gobierno, se apresuró a salir por televisión nada más conocer la emisión del vídeo no oficial en cadenas árabes y occidentales para intentar calmar los ánimos, y repetir una y otra vez que «se trata de un triunfo de la Justicia. Hay cientos de miles de víctimas que no han podido contener sus emociones al presenciar el momento. Tampoco los presentes, pero esos gritos no fueron proferidos, en ningún momento, por miembros pertenecientes al Gobierno».

Desde su captura en 2004, hasta su ahorcamiento el sábado 30 de Dec. 2006, su largo juicio duró más que nueve meses, un juicio que no tenía nada que ver con la verdadera justicia, según el pueblo iraquí aquello era una farsa - sabiendo que en Irak ya no era posible hablar de justicia en medio del caos y la violencia política y la falta absoluta de seguridad en todo el país; asimismo juzgaron las organizaciones de derechos humanos que nunca cesaron de criticar casi todas las facetas de su juicio desde el principio hasta el final, como igualmente lo hicieron varios jefes de gobiernos, sin hablar de los medios de comunicación y la prensa internacional. El ex presidente iraquí, tras su captura nunca ha sido entregado a los iraquíes, le guardaron como un prisionero de guerra encarcelado y guardado bajo custodia de las fuerzas de ocupación hasta el día de su ejecución.

Tras la difusión global de las polémicas imágenes de su ejecución, imágenes video tomadas, como parece, por los guardias de Sadam, que no han tardado de dar la vuelta al mundo durante el mismo día de la horca del ex dictador, y, que en Iraq, ya son objeto de una investigación decidida por las autoridades iraquíes, imágenes duras que incitaron a violentas protestas y manifestaciones populares, no sólo en Iraq, sino en Jordania, Pakistán, Palestina y Libia.

Tras la oleada de protestas y críticas al gobierno iraquí y la administración americana, el Embajador americano en Bagdad ha declarado a la prensa, que él había pedido a Nouri Al Maliki no llevar a cabo con tanta prisa la ejecución de Sadam, pero Al Maliki había decidido no retrasar más la fecha de la ejecución por muchas razones.

La ejecución de un ser humano en general, siempre es una noticia trágica y dolorosa, sea quien sea aquella persona, su categoría o su nivel social, etc., en el caso se Sadam como ‘personaje problemático’, no cesará nunca de generar discusiones y debates acerca de - él mismo como jefe de estado o dictador-, acerca de su régimen que había unido al pueblo iraquí. No obstante, pese a que Irak atravesó momentos diferentes momentos en su larga historia, que a veces fueron momentos difíciles, como conoció también momentos de estabilidad y progreso en los años 70. Sin embargo, tristemente a Iraq, los más duros tiempos llegaron con la ocupación.
Terminamos esta breve intervención con estas opiniones diversas acerca de la muerte de Sadam: "El país esta siendo sumergido en la violencia y está esencialmente a la vera de un conflicto civil de gran escala. La ejecución de Saddam Hussein puede conducir a una mayor agravación del ambiente político-militar y a un aumento en la tensión étnica y religiosa"__ Vocero de la cancillería de Rusia, Mijail Kamynin.

"Este es un veredicto injusto tanto si se ejecuta a Sadam ¿cómo no...? él seguirá siendo un símbolo y nadie puede borrarlo, ni el gobierno iraquí ni los americanos"__ Muhssin Ali Mohammed, de Tikrit, poblado natal de Saddam.

Sadam "tuvo su última oración, su última comida. Supongo que también pudo hablar con su familia. Eso fue algo que mi marido no puedo hacer, ni miles de otros soldados"__ Stephanie Dostie, cuyo esposo sargento de 1ra Shawn Christopher Dostie, quien murió el año pasado en una explosión.

"Dado los crímenes atribuidos a Sadam, será injusto si no se lleva a George Bush a un tribunal internacional. Saddam fue ejecutado por matar a 148 personas, musulmanes shiitas, mientras Bush es responsable por la muerte de unos 600.000 iraquíes desde la invasión de marzo del 2003"__ Al Anshori, del grupo militantes Majelis Mujahidin, de Indonesia.